1327244

AVISPERO APACHE L. DOLNE

 

Fabricante

Louis Dolne

Origen

Lieja (Bélgica)

Fecha Fab.

1869-1881

Sistema

Lefaucheux

Long. Total

225 mm.

Long. Cañon

105 mm.

Calibre

7 mm.

Capacidad

6

 
 
El arma Fotos
Las armas combinadas gozaron de una gran aceptación entre 1860 y 1880. Aunque su apariencia haga pensar que se trata más de armas ofensivas que defensivas, su sofisticación hace impensable que nadie se decidiese por ellas en vez de un revólver de grueso calibre, mucho más económico y eficaz. Eran, por tanto, nada más que curiosos caprichos.

Se pueden encontrar innumerables tipos de combinaciones, aunque la mayorí­a eran armas rocambolescas que sus inventores patentaban más en busca de la fama que de la eficacia de las mismas. Ejemplos de ello son: el sombrero-cañón, el sable-pistola, o el cinturón-pistola; arma ésta que llegaron a portar de forma oficial los guardias del Banco de Inglaterra, sobre 1840 para transportar los valores de una sucursal a otra. Pero la que tuvo más éxito entre el público fue la combinación navaja-pistola, pues además de ocupar el mismo espacio que una navaja corriente, normalmente tení­a un precio más asequible, puesto que el diseño consistí­a en superponer al mango, un pequeño cañón con su disparador.

En 1869 apareció el popularmente llamado revólver Apache, inventado por el maestro armero Louis Dolne, que tení­a sus talleres en la Rue Stéphany Nº 8 de Lieja (Bélgica), patentándolo en los años 1869, 1870 y 1875 e inscrito en la relación de armeros belgas del Banco de Pruebas de Armas de Fuego de esa ciudad entre 1873 y 1881.

Con su invención dejó para la historia de las armas un modelo que al menos se puede calificar como curioso, pues era el resultado de la combinación de daga, avispero y manopla americana. Años más tarde otro armero de esta misma ciudad llamado Delhaxe sacó al mercado un avispero de parecidas caracterí­sticas, pero que nunca gozó de la consideración del creado y patentado por Dolne.

Existen dos versiones sobre la procedencia de la denominación de Apache. La primera sostiene que debido a la gran difusión que tuvo la manopla americana en los Estados Unidos, se creó la leyenda, de que era el arma favorita de estos indios. Una segunda versión, que yo personalmente comparto, plantea que dicho nombre está relacionado con el gran número de malhechores que aterrorizaban el Parí­s de finales del s. XIX, teniendo en cuenta que dicha época coincide con la Revolución Industrial y que gran parte de la población rural se sintió atraí­da por la capital. Muchos sólo consiguieron un trozo de acera donde mendigar y, las hampas locales, pronto encontraron donde engrosar sus bandas de malhechores. Estos individuos, por su cruel comportamiento, fueron exageradamente comparados en la prensa parisina con los pieles rojas, de ahí­ la segunda versión del origen de la denominación del Revólver Apache.

De todos modos, y como ya dije en el primer párrafo, creo que por su sofisticación y dificultad para proceder a su carga y descarga, es muy improbable que fuera la favorita de tales sujetos. Más bien pienso que las compraban refinados burgueses atraí­dos por la curiosidad, dejándose seducir más por su terrible aspecto que por su eficacia. Esta opinión está respaldada por los dos ejemplares que han llegado a mis manos, pues tienen un mismo factor en común: ambas fueron vendidas en afamadas armerí­as de Liverpool y Parí­s, donde los precios estaban solamente al alcance de clientes adinerados.

Se trata de un avispero con 6 recámaras del sistema Lefaucheux, aunque hay modelos de la última época de fuego central en calibres de 22 y 32 pulgadas. La culata consiste en una manopla americana que podí­a ser plegada en caso de no ser requerida. En la parte frontal posee una daga de 84 mm. de longitud que también podí­a ser plegada, quedando el arma en posición de ser utilizada únicamente como manopla, formando un conjunto compacto capaz de ser disimulado en cualquier bolsillo.

El poseedor podí­a escoger entre tres armas diferentes: el avispero, pudiendo hacer uso de sus 6 disparos, la daga, por si el poseedor tení­a mala punterí­a y la manopla americana, para "rematar la faena".

Este avispero se construyó en bronce, que supuestamente iban destinadas a la Marina por ser este metal mucho más resistente a la corrosión ejercida por el mar, y en hierro, como el de esta colección, que se produjo para el mercado inglés como atestiguan los punzones que lleva estampados correspondientes a la ciudad de Birmingham. En la solapa superior figura el nombre del importador.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los británicos experimentaron con nuevas armas cortas para dotar a las fuerzas especiales, pero ninguna alcanzó la madurez.

Una de ellas, el denominado “Revólver de 9 mm. Parabelum”, cuyo diseño está datado en los planos con fecha del 15 de Julio de 1942, estaba formado por un revólver, una daga y una manopla americana.

Pero esta idea no era nueva. El Revólver de 9 mm. Parabelum estaba, sin lugar a dudas, basado en la pistola Apache.

Se desconoce el número producido, aunque si se sabe que no pasó de ser un prototipo. El único ejemplar que se conserva tiene el cañón más largo que el inicialmente diseñado.

Jesús Madriñán


(c) Jesús Madriñán 2007-2009
Diseño web: Argos-Galaica