1327003

RADOM VIS.35

 

Fabricante

Broni Fabryka

Origen

Radom (Polonia)

Fecha Fab.

1935 - 1945

Sistema

Semiautomático

Long. Total

204 mm.

Long. Cañon

117 mm.

Peso

1.015 Gr.

Calibre

9 mm. Parabellum

Capacidad

8 Cartuchos

Empuñadura

Baquelita

Ánima

6 Estrías

 
 
El arma Fotos
La historia de esta pistola está íntimamente unida a la de una de sus diseñadores, Piotr Wilriewczyg, quien empezó su carrera en 1928 en la fábrica Nacional de Armamentos de Varsovia, cuyas iniciales en polaco son PWN.

Un día, en el invierno de 1929, Andrezej Dowkontt, director técnico de dicha fábrica, le enseño a Wilriewczyg una carta en donde se leía que el gobierno planeaba encargar la construcción de la pistola checa vz.24 a la fábrica Ceská Zbrojovka de Praga por un valor de 250.000 dólares. Parece ser que a Wilriewczyg le disgustó la noticia pues consideraba que las pistolas checas eran poco potentes y frágiles para uso militar, así que le propuso a Dowkontt desarrollar en su fábrica una nueva pistola sin así tener que pagar patentes extranjeras.

Había estudiado todas las disponibles en el mercado internacional y creía firmemente que podía desarrollar sobre el papel una pistola totalmente polaca en un plazo de entre seis y ocho semanas. Dowkontt, conocedor de la inteligencia de Wilriewczyg, le concedió dos meses para completar las labores de diseño y otros dos para fabricar un prototipo que convenciera al Departamento de Armamento.

Wilriewczyg sin dudarlo le contestó con firmeza: “Para pasado mañana habré terminado el diseño en plano de la pistola con sus especificaciones. No se preocupe, me encargaré que sea potente, efectiva y económica, y permíteme también enviar una carta al Departamento de Armamento comunicándoles que llevamos largo tiempo trabajando en una, que nosotros asumimos el coste del diseño y rogándoles que retrasen la firma del contrato de compra de las pistolas checas hasta que la tengamos lista, para así poder comparar las dos”. Dowkontt pensó que no había nada que perder, así que decidió intentarlo. Dio a Wilriewczyg dos días para, juntos, preparar el diseño y las especificaciones, la llamaron Pistolet wojskowy wzor PWU 1928 y al tercer día mandaron todo su trabajo a los técnicos armamentísticos.

Mientras esperaban su parecer, Wilriewczyg recibió la visita de Jan Skvzypinsky, experto ingeniero mecánico y director de la Fábrica de Ametralladoras de Varsovia. Este, en cuanto vio los planos, se ofreció para ayudarle. Pocos días después recibieron la buena noticia de que el Ministerio aplazaba la firma del contrato 90 días. No era demasiado pero tampoco el mayor de sus problemas, pues muchos de sus colegas y la mayoría de los jefes militares estaban utilizando sus influencias para que fuera otro revólver y no una pistola el que sustituyera hasta el entonces reglamentario revólver Nagant.

A finales de 1930, ambos coincidieron en que la pistola debía utilizar el calibre 9 mm. Parabellum con el mecanismo de la Colt Modelo 1911, sin duda el mejor existente hasta el momento.

Trabajaron dudo y en febrero de 1931 habían rematado su prototipo. Wilriewczyg sugirió que fuera denominada “W y S”, utilizando las primeras letras de sus apellidos, pero el Departamento de Armamento cambió “Wis” por “Vis”, palabra que en latín significa poder, y ordenó que la pistola fuera trasladada al campamento de Zielonka, cerca de Varsovia, para evaluarla con las pruebas pertinentes.

Una vez allí, primero disparó 6.000 cartuchos con una única interrupción que se comprobó que había sido debida a un cartucho defectuoso, luego se le ordenó a un suboficial que la sumergiera durante toda una noche en agua para después ser introducida en una caja llena de arena y cemento licuado. Una vez realizadas todas estas operaciones, los comisarios exigieron sacarla y tras una somera limpieza, ordenaron de nuevo que la pistola disparara otros 6.000 cartuchos. Así se hizo y el arma no sufrió ni una sola interrupción.

Contentos por los resultados Wilriewczyg y Skvzypinsky patentaron su arma bajo el Nº 15.567 el 8 de febrero de 1932 y, debido a los informes favorables de los comisarios, el 16 de marzo de 1933, el Departamento de Armamento les compró la patente por la nada desdeñable cantidad de 9.650 dólares de las época, declarándola reglamentaria para dotar a su ejército con el nombre oficial de “Vis Pistolet wojskowy wzor 1935”

Esta pistola semiautomática se reconoce a primera vista por su característico empuñe triangular, el cual ofrece una buena ergonomía y un firme agarre. En España la conocemos como Radom Vis.35, los alemanes como Pistole 35 (p.35) y los británicos simplemente por Radom, por ser en esta localidad donde estaba ubicada la fábrica que las producía.

Está considerada entre las cuatro mejores pistolas de la Segunda Guerra Mundial, acompañándola en este ranking la Colt 1911, la Walther P.38 y la FN High Power.

Su producción comenzó a finales de 1935 en el arsenal estatal de Fabryka Broni w Rudomu, siendo destinadas estas unidades a oficiales de infantería, pero a mediados de 1938 se decidió que también fuera adoptada para los oficiales de blindados y de las fuerzas aéreas.

El arsenal estatal Fabryka Broni w Rudomu, situado en la localidad de Radom, a 50 kilómetros al sur de Varsovia, era la más importante fábrica de armas polaca. Fue fundada poco después de terminar la Primera Guerra Mundial, manufacturando principalmente rifles de cerrojo tipo Mauser.

Antes de la invasión alemana el 1 de septiembre de 1939, 49.400 de ellas habían sido entregadas al ejército. Aplicando modernas técnicas de combate, Polonia fue totalmente ocupada en 27 días, tomando la localidad de Radom el 11 de Setiembre. Tras la derrota, los alemanes se hicieron cargo de la fábrica, continuando con su producción hasta el 15 de enero de 1945 en que la localidad fue “liberada” por los rusos.

Durante la ocupación alemana fueron fabricados unos 313.000 ejemplares, siendo por su fiabilidad la pistola preferida entre los paracaidistas alemanes.

Ante la sospecha de que los operarios polacos estaban abasteciendo con ellas al Ejército de la Patria (movimiento polaco para la liberación), los alemanes trasladaron la producción de cañones y el montaje final a la localidad austriaca de Steyr. Sin embargo, la producción de sus cañones continuó de manera clandestina en Varsovia, y varios cientos de estas pistolas se ensamblaron con piezas sacadas de contrabando de la fábrica, siendo utilizadas durante el Levantamiento de Varsovia.

Las Radom Vis.35 se clasifican según su calidad en tres grados, pues a medida que la guerra transcurría y las derrotas alemanas se acumulaban, la calidad de estas se vio mermada, sufriendo modificaciones para simplificar su elaboración y abaratar costes. A finales de 1944, toda la producción se trasladó a la Steyr, donde se produjo hasta el final de la guerra el último y peor de los modelos.

Grado 1.- Fueron producidas antes de la Segunda Guerra Mundial, entre 1935 y 1939, y no tienen ninguna marca alemana. Todas gozan de un precioso pavonado de alta calidad. En el lado izquierdo de la corredera figura el punzón de FB RADOM sobre el año de producción, y el escudo con el águila imperial polaca. En el lado derecho, punzonado VIS wz.35 pat. Nr.15567.

Grado 2.- Fueron producidas por los alemanes entre 1939 y 1943, las primeras con piezas originales de antes de la guerra por lo que pueden llevar algunos signos polacos. El acabado y la calidad seguían siendo muy buenos. Se han cambiado los marcajes del lado izquierdo de la corredera, figurando ahora el punzonado FB RADOM VIS Mod. 35. Pat. Nr.15567, apareciendo en algunas el punzón P.35 bajo la patente. Salvo la numeración, toda inscripción es eliminada del costado derecho. La de esta colección pertenece a esta categoría.

Grado 3.- Fueron producidas por los alemanes entre 1943 y 1945 en la planta de Steyr en Austria. Estas pistolas son las de peor calidad y acabado. Algunas de las partes están parquerizadas. Desaparece la palanca de desmontaje. Las marcas en los primeros ejemplares son las mismas que las del Grado 2, aunque en las versiones finales sólo llevan punzonado las siglas “bnz”.

GENERALIDADES:

- CULATÍN: Las de Grado 1 llevan una acanaladura en la parte posterior de la empuñadura para ser usadas con culatín, pero de estos sólo se conoce uno que se conserva en el Museo del Ejército de Varsovia, por lo que no pasó de ser un prototipo.

- CACHAS: Salvo las del Grado 3, todas las demás portan cachas de baquelita negra. La derecha con la palabra VIS y la izquierda las siglas FB de Fabryka Broni. Las de Grado 3 las llevaban de baquelita marrón rojiza o de madera. Estas últimas sin las inscripciones VIS y FB.

- MARCAS DE CONTROL: Debido a la ocupación alemana, las del 2º Grado llevan los Waffenamts WaA77, mientras que las del Grado 3 fabricadas en Steyr portaban el WaA623.

El arsenal estatal Fabryka Broni w Rudomufue una de las pocas fábricas de armas ocupadas por lo alemanes que no contaron con un código secreto, operando a lo largo de todos los frentes con su propio nombre.

Tras la guerra, el ejército polaco fue dotado de la pistola soviética Tokarev TT.33, ordenándose que fuera fabricada en el mismo arsenal que lo hiciera la Radom. La TT.33 era un arma muy inferior a la polaca, pero no se podía luchar contra las consideraciones políticas y la influencia soviética. Al fin y al cabo eran los “libertadores”.

En agosto de 1992, la Fábrica de Armas Łucznik en Radom produjo una serie de sólo 27 unidades sobre la base de los planos y especificaciones originales, destinadas para otros tantos exquisitos coleccionistas. No olvidemos que estamos hablando de una de las cuatro mejores pistolas de la Segunda Guerra Mundial.

Jesús Madriñán


(c) Jesús Madriñán 2007-2009
Diseño web: Argos-Galaica