1291753

CARGADOR DE CARACOL o TROMMELMAGAZIN 08

 

Fecha Fab.

1915 - 1918

 
 
El arma Fotos
Durante la Primera Guerra Mundial, se crearon en las filas alemanas las terribles tropas de asalto que tenían como misión limpiar de soldados las trincheras enemigas, pero sus armas no estaban preparadas para esta función debido a lo limitado de sus cargadores, fue por eso que el gobierno del káiser decidió dotar a las Luger de Artillería (Lange Pistole 08), de uno con más capacidad denominado originalmente Trommelmagazin 08 (cargador de caracol, en alemán), también conocido como Drum Magazín (cargador de tambor, en ingles), que podía almacenar 32 balas del calibre 9 mm Parabellum. En España también se le conoce como cargador de sartén.

En un principio se atribuyó su creación a los ingenieros húngaros Johann von Benko y Edmund Tatarek, pero recientemente se ha demostrado que fue Friedrich Blum, un misterioso personaje alemán o austriaco residente en Budapest y del que poco más se sabe, quien ostentaba las patentes alemanas DRP 302.455, 305.074 y 305.564, relativas a su diseño.

Según un documento de febrero de 1918 proveniente del Ministerio de Guerra Alemán, fue fabricado por tres compañías germanas: la Gebrüder Bing AG, de Nuremberg, la A.E.G. Allgemeine Elektrizitats-Gesellschaff, de Berlín, y, en menor medida, la Vereinigten Fabriken Peizer & Co., de Colonia.

Se utilizó por primera vez en 1915 por pilotos de cazas biplanos alemanes a los que se les dotó con el fusil mejicano Mondragón, al que se le adaptó el cargador de sartén para contar con mayor capacidad de fuego. Debido a la poca velocidad de aquellos aparatos, podían acabar con el piloto enemigo sin utilizar sus ametralladoras, sirviendo también como arma auxiliar una vez que habían agotado la munición de estas. Habiendo obtenido en el aire buenos resultados, el Departamento de Guerra Prusiano lo declaró reglamentario en octubre de 1916 para dotar a la Luger de Artillería que portaban los auxiliares de ametralladoras y a las tropas de asalto, aunque estas no recibieron sus primeras unidades hasta mediados de 1917.

El Trommelmagazin 08 estaba basado en un ingenioso muelle de espirales enrollado en el cuerpo circular del caracol, pero su eficiencia no era del todo eficaz. Es una compleja y magnífica obra de ingeniería, pero pesado (1 Kilo), voluminoso y de llenado lento y difícil. Su verdadero talón de Aquiles es que era muy susceptible a los agentes externos como polvo, barro, agua, etc. Con el objeto de acrecentar su fiabilidad se fabricó un capuchón (Schutzkappe), que tapaba y protegía los labios de carga para que por allí no pudiera entrar nada que inutilizara su funcionamiento.

Para permitir que los cartuchos se fueran introduciendo en el caracol, había que ir comprimiendo el extraordinariamente fuerte muelle interno. Para ello se usaba la palanca sita en la parte superior del tambor. Sobre esta hay una pieza con un perno, fundamental para bloquear la palanca en un determinado lugar de su recorrido, pues debido a su muelle cuya fuerte resistencia era proporcional al número de cartuchos introducidos, un desliz podía hacer que esta se liberara y rompiera algunos dedos de la mano que lo sujetaba. En su cara superior también lleva una ventana con forma de ojo de cerradura que permitía ver el último de los 32 cartuchos, asegurándose así que el cargador estaba completamente cargado.

En el caso de no poderse realizar la engorrosa tarea de cargarlo completamente, se podía utilizar como un cargador normal, llenando simplemente la sección vertical que tenía capacidad para 12 cartuchos. Estos entraban bien, pero introducir uno a uno y lentamente los 20 restantes era un vía crucis, que luego se descargaba en un santiamén si no se controlaba el dedo índice, algo improbable en medio de la tensión del combate.

Dado lo dificultoso de su carga, los ingenieros de la D.W.M. de Berlín diseñaron un aparato (Ladegerät), que la facilitaba sobremanera, forzando la bajada del cartucho hasta el depósito circular y consiguiendo que todos sus usuarios conservaran todos los dedos de las manos.

Se fabricaron dos modelos del Trommelmagazin 08: el Modelo 1, con palanca telescópica y nervios concéntricos en la base, y el Modelo 2, con palanca plegable y base lisa. Sólo se fabricaron 130.000 unidades de ambos tipos, la mayoría de los cuales fueron destruidos al finalizar la guerra bajo control de la Comisión del Armisticio dependiente del Tratado de Versalles. Los pocos que se salvaron fueron destinados a uso policial para ser usados en el subfusil MP.18 durante el periodo de entreguerras. Es por ello que, a pesar de ser un simple accesorio, no es raro que su cotización supere a veces a la del propia arma.

A pesar de todos sus defectos, fabricantes de renombre se inspiraron en él para diseñar armas que con el tiempo se convirtieron en míticas, como el subfusil estadounidense Thompson y el ruso PPSH.41.

El de esta colección es el Modelo 2, y lleva marcado el punzón BN, lo que nos indica que fue construido por la Gebrüder Bing AG, de Nuremberg.

Jesús Madriñán


(c) Jesús Madriñán 2007-2009
Diseño web: Argos-Galaica