1315191

PISTOLA PRESSIN

 

Fabricante

Llama, Gabilondo y Cí­a

Origen

Vitoria (España)

Fecha Fab.

1978

Long. Total

120 mm.

Long. Cañon

80 mm.

Peso

280 gr.

Calibre

7,65 x 15 mm

Ánima

Estriada

 
 
El arma Fotos
Esta pistola, cuyo aspecto externo recuerda a una grapadora, es de origen y concepción completamente española. Fue diseñada por el militar Juan Bautista Uriarte del Rio, nacido en 1913 en Galdácano (Vizcaya) y fallecido en Madrid en 1992. Durante su dilatada trayectoria en el ejército, llegó a ser general subinspector del Cuerpo de Ingenieros de Armamento y Construcción, siendo su último destino el de director de la Escuela Politécnica Superior del Ejército.

Una vez diseñada, la patentó con el Nº 463.479, siendo legalizada por la Comisión Permanente de Armas y Explosivos por orden del 12 de Julio de 1978. La Empresa Llama, Gabilondo y Cí­a. de Vitoria serí­a la encargada de su fabricación, si bien nunca aparecerí­a como tal en su catálogo.

Con la pistola se acompaña una funda de plástico que simula ser de las de llevar las gafas en la cintura. En su interior hay un aviso que advierte que contienen un arma de fuego y previene del peligro de su uso.

Externamente sólo difieren de las fundas habituales por tener dos orificios que coinciden exactamente con la boca de sus dos cañones, y un pequeño remache fijado en su lateral izquierdo que indica la situación del seguro.

El armazón del arma está construido con una aleación de origen italiano de gran resistencia y peso ligero llamado ERGAL-60.

Los dos cañones dispuestos de forma paralela son naturalmente de acero y van incrustados en el armazón, no siendo posible su manipulación o desarme de forma manual.

Su funcionamiento es el siguiente: Asegurándose de que el seguro (botón rojo) esté accionado, se tira hacia atrás del cierre y se introducen sus dos únicos cartuchos, acto seguido, de un golpe seco se cierra dicho cierre quedando el arma preparada para disparar. Para efectuar el disparo basta con presionar la pistola como una grapadora y si la presión es suave se disparará sólo una bala, aunque se pueden disparar las dos si se presiona fuertemente. Una vez realizados los disparos, se vuelve a retrasar el cierre para extraer los cartuchos percutidos y proceder de nuevo a su armado.

El disparo puede ser efectuado desde el interior de la funda, de ahí­ sus dos orificios, lo que la hace más efectiva para el uso con que fue concebida.

Su comercialización ocasionó bastantes dolores de cabeza a las Fuerzas de Seguridad del Estado, enviándose circulares internas en la Guardia Civil y la Policí­a Nacional para difundir entre sus miembros fotografí­as del arma y su funda con objeto de evitar que se burlasen los detectores de metales al depositar en la bandeja portaobjetos unas, aparentemente, inofensivas gafas antes de pasar por el arco.

El general Uriarte se decidió a diseñar este arma, que los americanos llaman del tipo "last source" debido a que en España, a finales de los años 70 los grupos terroristas ETA y GRAPO llevaron a cabo varios secuestros de personalidades en las que las victimas no habí­an tenido tiempo de reaccionar. Según él,sí­ tal vez transcurridos los primeros momentos de confusión, el secuestrado hubiera dispuesto de un arma que, oculta en una funda de gafas y sin necesidad de extraerla pudiese disparar, la historia hubiese sido otra.

Respeto a la munición, al tratarse de un arma destinada a un tipo de usuario muy concreto debí­a de utilizar un cartucho que no se pudiera obtener con facilidad. La idea era que, si caí­a en manos de delincuentes o terroristas, ésta les fuera inservible al no encontrar munición para ella.

Las vainas utilizadas corresponden a las empleadas para los cartuchos del 7`65 mm. previamente rebajadas 2 mm.. Así­, de 7`65 x 17 quedaban en 7`65 x 15. La carga, por seguridad, se redujo para que su alcance eficaz se limitara a sólo 10 metros. Estos cartuchos fueron fabricados exclusivamente en la Fábrica de Palencia (España) perteneciente a la Empresa Nacional Santa Bárbara.

Su Majestad, el Rey Don Juan Carlos se encuentra entre sus afortunados poseedores, la Pressin con que se le obsequió estaba finamente damasquinada en oro, y él mismo regaló al Presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, otro ejemplar igual después de sufrir el atentado que casi le cuesta la vida. El Prí­ncipe de Gales es otro de sus poseedores.

Asimismo, algunos Generales y Almirantes de nuestras fuerzas Armadas fueron objeto a principios de la década de los ochenta, de tan afortunados regalos por parte de sus compañeros con ocasión de ascensos, cambios de destino o su pase a la Reserva.

Es cómoda de portar, fácil de disimular y rápida de disparar. Estas virtudes hicieron que diversos servicios de Información e Inteligencia, tanto americanos como europeos, se interesaran por ella pero recamaradas para poder usar cartuchos más potentes con la intención de dotar a algunos de sus agentes especiales.

Sólo se fabricaron 1000 unidades para alegrí­a de los coleccionistas que la poseemos.

La Pressin de mi colección vino directamente de fábrica. Cuando en la década de los 90, la Llama cerró definitivamente sus puertas, las que estaban en stock se neutralizaron, pasando a manos de coleccionistas.

Jesús Madriñán


(c) Jesús Madriñán 2007-2009
Diseño web: Argos-Galaica